Construir desde casa ha sido un reto enorme en estos momentos de Pandemia, sin embargo la visión que aportamos como docentes ha estado de la mano para generar el engranaje perfecto de la educación, más cuando vinculamos el arte y el inglés en un escenario constructivo. 

https://www.youtube.com/watch?v=455beosK3zo

En la Jornada Tarde, la historia del Inglés ha marcado diferencias enormes, permitiendo que nuestros estudiantes establezcan relaciones y diferencias con un lenguaje simbólico que en muchas ocasiones aterroriza, pero ha venido ganando ese espacio de confianza, porque estamos seguros que el inglés como una lengua extranjera posibilita a muchos el deseo de ampliar las fronteras de vida.  

Aunque la mayoría de padres reconocen la relevancia de hablar inglés, es muy probable que no sean realmente conscientes de las ventajas de comenzar a aprender esta lengua desde la infancia.   Cuando hablamos de la niñez, nos referimos a empezar con la formación antes de la edad escolar y desearíamos que nuestras familias Agustinenses adoptaran el inglés usando métodos de enseñanza estimulada desde los primeros años de vida.

La adquisición del lenguaje es un proceso largo y complejo desde la perspectiva del desarrollo infantil. Por eso, cuando antes se comience con la formación del inglés, será mucho mejor para el niño, y en el video observamos el apego y dedicación que subraya sus propósitos. 

Le hemos apostado a la creación y al impulso formativo, que va de la mano con esa rama de la enseñanza tan olvidada por el gobierno nacional, el arte, porque ha sido éste el que convence con otras series de habilidades como el amor por cualquier disciplina y hoy en el cumpleaños 44 de la Instituían Educativa Agustín Codazzi dos áreas se abrazan para enriquecer el vínculo de la Escuela con la Familia y sentir las fortalezas que nos enseñan a decir que si es posible y si se puede.

Hoy nuestros estudiantes y sus familias nos han demostrado que seguimos aprendiendo y que la Codazzi está más viva que siempre y que la distancia nos sigue permitiendo soñar y que habrá un momento en que el “English Day”, nuestro gran día tan sonado vestirá de gala ese escenario brillante como siempre lo hemos conocido.