¿Cómo prevenimos el riesgo locativo?

Podemos interrumpir periódicamente la postura, por ejemplo, cambiando de actividad o rotando con otros compañeros en el caso de oficios diferente a la educación. Realizar periódicamente desplazamientos cortos en el área de trabajo durante la jornada laboral. Disponer de un asiento para que pueda sentarse en intervalos periódicos de tiempo.

 

FUENTE:

Equidad Seguros

OMS

Ministerio de Salud de Colombia