El Páramo de Miraflores, es uno de los escenarios naturales más importantes de la región y  fue declarado hace 14 años Parque Natural Regional del Huila. Es un área protegida del departamento que cuenta con una extensión de 31.647,63 hectáreas en jurisdicción de los municipios de Algeciras, Gigante y Garzón y está blindada del desarrollo de cualquier tipo de actividad minero energética e incluso agropecuaria. Esta protección conlleva a la zona a permanecer en un estricto estado de conservación.

El Cerro Páramo de Miraflores es una joya nacional, es una zona con un estado de conservación altísimo en las partes más altas, en el área de páramo y en el bosque andino y subandino.

Este parque natural regional tiene una extension de 2.903 hectáreas aproximadamente, con una altura que oscila entre los 2.200 - 3.470 msnm, con un clima predominate de Frío - Páramo y con una temperatura promedio entre los 7°C - 12°C. Lo conforman los municipios Algeciras, Gigante y Garzón del departamento del Huila. El Cerro Páramo de Miraflores es considerado un ecosistema estratégico, refugio de flora y fauna; y reserva hidrológica natural. En sus alturas nacen varios ríos y quebradas que recorren los municipios de Gigante y Garzón, además de algunas fuentes hí­dricas que descienden al departamento de Caquetá.

Tiempo de Recorrido desde Neiva: 5 horas y 30 minutos
Ruta: Neiva - Tres Esquinas - Cerro Páramo Miraflores

El Cerro Páramo de Miraflores hace parte del núcleo orográfico conocido como el Macizo de Garzón. Originalmente, sus estribaciones estaban combinadas con coberturas bioclimáticas y ecológicas de selvas alto andinas y páramos.

Algunos sectores que se encuentran localizados entre los 2.400 y 3.200 msnm, se caracterizan por ser fuentes de condensación, elementos que se manifiestan en la elevada nubosidad y humedad relativa propias del macizo.

El sector del bosque primario y secundario poco intervenido se localiza sobre la cota de los 2.200 a los 2.800 msnm y se convierte en una reserva hidrológica natural, además de ser un valioso refugio de flora y fauna; y reserva hidrológica natural.

Humedales

En sus estribaciones, sobre el municipio de Gigante, el Cerro de Miraflores cuenta con una amplia zona de humedales: La Chonta, en la vereda de Alto Cachaya, en donde se originan las fuentes hi­dricas de La Chonta, El Cajón y El Palmar; Alto Corozal, en la vereda del mismo nombre; allí­ surgen las fuentes El Diamante, La Batea, Agua Amarilla, El Sapo y Los Negros; finalmente, La Trampa, en la vereda de Tres Esquinas, en donde se forman las fuentes El Jardí­n y La Azulita. El parque de Miraflores se relaciona con las lagunas Rioloro y la Guandinosa.

Su importancia hidrográfica se debe a que abarca las cabeceras de cinco zonas hidrográficas de las áreas del Magdalena-Cauca y Amazonas. De tal forma se distinguen como cursos hídricos para el Magdalena el río Loro, quebrada El Majo, Honda y La Guandinosa, y hacia el área del Amazonas las quebradas Anayá y Nepal, tributarias del río Guayas.

 

 

 

 

 

    

 

 

 

 

 

 

 

 Fuente:  

https://www.lanacion.com.co/paramo-de-miraflores-una-joya-natural-del-huila/

https://sanagustintravel.com/parque-natural-regional-cerro-paramo-de-miraflores.php

fotografias CAM